Los partidos independentistas de Nueva Caledonia presentan el primer desafío al referéndum


Emitido el:

Palika, uno de los principales movimientos independentistas de Nueva Caledonia, ha presentado un recurso de apelación contra el referéndum sobre autodeterminación del 12 de diciembre, que boicotearon y luego perdieron.

Un portavoz del Partido de Liberación de Kanak dijo el jueves que su movimiento Palika y otros partidos independentistas de la coalición Unión Nacional por la Independencia presentaron su apelación ante el Consejo de Estado.

La votación del 12 de diciembre, el tercer y último referéndum permitido por los acuerdos de Numea de 1998, arrojó un rotundo «no» a la independencia de Francia, con más del 96 por ciento de los votos.

Washetine afirmó que las condiciones en las que se organizó el referéndum «alteraron la sinceridad de la consulta».

Dijo que se presentarán más solicitudes en los próximos días ante el Consejo de Estado y luego ante los organismos internacionales.

Los partidos independentistas habían pedido que se pospusiera la votación, citando un período de duelo por la epidemia de Covid-19, que ha matado a 280 personas, en su mayoría canacos, desde septiembre.

Las restricciones de Covid, argumentan, hicieron imposible la campaña.

Ante la negativa de Francia a reprogramar el referéndum, pidieron a los partidarios de la independencia que boicoteen las urnas.

Las llamadas de baja participación resultan en duda

El resultado, sin embargo, se ha visto empañado por una débil participación de poco menos del 44 por ciento de los votantes registrados.

Palika dijo que no se sentía obligado por el calendario establecido por el Ministro de Territorios de Ultramar, Sébastien Lecornu, que prevé un período de transición a partir del 13 de diciembre antes de un referéndum programado para junio de 2023 para determinar el estado futuro del territorio.

Solo un día después de la votación, los secesionistas ya habían anunciado que se negarían a discutir cualquier nuevo estatus que no fuera la independencia y que estas discusiones no tendrían lugar antes de las elecciones presidenciales francesas en abril de 2022.

Las esperanzas de «un período de estabilidad y convergencia» después de la votación se han puesto en duda después de que los canacos dijeron que la insistencia de Francia en celebrar el referéndum era «una declaración de guerra».

Se teme que el archipiélago, que ha sido territorio francés desde 1853, pueda volver a la violencia que se vio por última vez hace 30 años, antes de que las partes en conflicto alcanzaran sucesivos acuerdos de cooperación.


Source link

Acerca coronadmin

Comprobar también

Manifestaciones de una magnitud sin precedentes en China contra la «Covid. cero».

El domingo 27 de noviembre, y de nuevo el lunes por la noche, se produjeron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *