‘Puedo sentirlo’: Novak Djokovic agradece a los fanáticos por el apoyo en la fila de entrada de Australia

Novak Djokovic agradeció a sus fanáticos «de todo el mundo» el viernes en su primera reacción desde que lo enviaron a un hotel de detención en Australia después de que le cancelaron la visa.

El número 1 del tenis masculino del mundo apeló después de que se le negara la entrada al país debido a su estado de vacunación, declarado incompatible con los estrictos requisitos de COVID-19 de Australia.

Después de recibir una exención médica para jugar en el Abierto de Australia a fines de este mes, la Fuerza Fronteriza de Australia rechazó su exención por inválida.

«Gracias a la gente de todo el mundo por su continuo apoyo. Puedo sentirlo y es muy apreciado», publicó Djokovic en inglés en Instagram.

También escribió un mensaje en serbio agradeciendo a su familia, amigos, Serbia y «buenas personas de todo el mundo» que lo apoyaron, además de desear a los cristianos ortodoxos una feliz Navidad.

El jugador de 34 años, que buscaba defender su título en Melbourne y lograr un título récord número 21 de Grand Slam, fue enviado a un hotel utilizado por funcionarios de inmigración para albergar a solicitantes de asilo y refugiados.

Un pequeño grupo de manifestantes que apoyaban a Novak Djokovic ondearon banderas y pancartas afuera el viernes.

El gobierno australiano ha negado las afirmaciones de la madre de Djokovic de que es un «prisionero», diciendo que es libre de abandonar el país en cualquier momento.

Padre critica trato en mitin de Belgrado

El tratamiento de la estrella del tenis ha provocado la ira entre los fanáticos de Djokovic en su Serbia natal, y su familia ha pedido protestas. Cientos de seguidores de Novak Djokovic se reunieron en un mitin en el centro de Belgrado el viernes.

Hablando en la manifestación, su padre, Srdjan Djokovic, describió la lucha de su hijo por jugar en el Abierto de Australia como una lucha contra «los globalistas que quieren arruinarlo todo».

“Está luchando por sí mismo, por su pueblo y por todas las naciones amantes de la libertad en el mundo”, dijo Srdjan Djokovic, un abierto crítico de Occidente y partidario de Rusia, el tradicional aliado eslavo de Serbia.

“Lo odian porque los políticos australianos han presionado a la gente para que lo odien porque piensa con su propio cerebro”.

La fuerza fronteriza australiana emitió una declaración el jueves, diciendo que continuaría haciendo cumplir las leyes fronterizas y los requisitos de entrada.

«La ABF puede confirmar que el señor Djokovic no proporcionó la evidencia adecuada para cumplir con los requisitos de entrada a Australia, y su visa fue cancelada posteriormente», dijo.

Las reglas de COVID-19 de Australia dicen que los viajeros entrantes deben haber recibido dos inyecciones de una vacuna aprobada o deben tener una exención con un motivo médico genuino, como una condición aguda, para evitar la cuarentena.

Todos los jugadores, el personal, los funcionarios y los fanáticos deben estar completamente vacunados contra COVID-19 para ingresar al lugar del torneo.

Critican postura de Djokovic

Djokovic ha dicho que se opone a la vacunación, pero no había revelado previamente su propio estado.

Su postura ha sido criticada ante la evidencia científica de que las vacunas COVID-19 protegen en gran medida contra el virus, mientras que la gran mayoría de los pacientes con coronavirus en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales no están vacunados.

Una audiencia en la corte sobre el intento de Djokovic de evitar la deportación está programada para el lunes, una semana antes de que comience el primer gran torneo de tenis de la temporada.

Su exención inicial provocó un alboroto y acusaciones de trato especial en Australia, donde las personas pasaron meses encerradas y soportaron duras restricciones de viaje en el punto álgido de la pandemia.

La Fuerza Fronteriza de Australia dijo el viernes que después de más investigaciones sobre otras dos personas relacionadas con el Abierto de Australia, una abandonó voluntariamente el país y otra fue detenida en espera de su deportación.

La embajada checa identificó a una de ellas como la jugadora de dobles Renata Voráčová, de 38 años, y dijo que no jugará en el torneo.


Source link

Acerca coronadmin

Comprobar también

Los crímenes de odio contra los asiáticos aumentaron un 177% en California en 2021

La cantidad de delitos de odio en California aumentó por tercer año consecutivo en 2021 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.