Bellandi a la cooperativa de trabajadores «Se merecen mi apoyo» – Crónica

«Ciertamente lo llamaré, también para preguntarle cómo está». Después de haber esperado largos minutos en silencio a que le fueran expuestos todos los nudos, miedos y dificultades de los trabajadores de las cooperativas y sus familias, el obispo, monseñor andrea bellandi, se va con el compromiso de contactar al alcalde Vincenzo Nápoles para pedirle tranquilidad y perspectivas de empleo.
El encuentro con el obispo. Monseñor Bellandi y los trabajadores de las cooperativas se encuentran temprano en via Roberto il Guiscardo: son casi las 8.30 cuando el arzobispo cruza el umbral de la Curia y los encuentra a todos alineados detrás de la pancarta que desde hace meses despliegan todas las mañanas en la Entrada al Palacio de la Ciudad para informar de la guarnición de trabajadores. Delante de todos solo hay Angelo Rispoli, secretario de Fiadel que sigue el conflicto y que pidió este encuentro también para dar esperanza y un apoyo aún más profundo a los trabajadores. Monseñor Bellandi escucha sin interrumpir jamás. Unos asentimientos, una sonrisa esbozada ante alguna broma de los trabajadores que intentan aflojar la tensión que -en todo caso- es perceptible. Antes de partir los bendice. «Aquí vamos todos a misa», le dice un trabajador como para subrayar la similitud con la Iglesia. «Escucharé al alcalde, haré lo que pueda», luego abre los brazos mientras se aleja.
La dignidad del trabajo. «El trabajo -subraya Bellandi- es la primera razón de la dignidad de las personas tanto para la supervivencia económica, especialmente en este período de gran dificultad, como para la expresión de sus capacidades. El trabajo es lo primero y debemos hacer todo lo posible para dar un mínimo de seguridad a muchas familias que piden poder trabajar honestamente. Tienen todo el apoyo para que puedan tener ayuda». Y, como reitera el secretario Rispoli, es precisamente la «intervención autorizada» de monseñor Bellandi lo que piden los trabajadores, sobre todo teniendo en cuenta que muchos de ellos ya tienen a sus espaldas un pasado turbulento que han superado gracias al trabajo en cooperativas sociales que , durante décadas, han garantizado al Municipio de Salerno una serie de servicios (incluyendo la gestión de los parques, el mantenimiento de las aceras, los llamados capataces, y del patrimonio escolar y toda la vegetación, así como diversas intervenciones para el necesidades más dispares) a más qué contenido.
El llamamiento de los trabajadores. «De esta forma nos vuelven a hacer mal… Alguien tiene la renta que pagar, efectivamente ya hay quienes han tenido el desahucio. Las facturas no se pueden pagar. Todos somos padres de familia”, explica uno de los trabajadores. «Padre -recuerda otro de los trabajadores a Bellandi-, hace más de veinte años que trabajamos para el Municipio. Hemos estado empleados en todas las emergencias, siempre hemos estado a su disposición por poco dinero: en medio de la pandemia bajamos todos los días y en 2006 nos hicimos cargo de los daños por inundaciones en Arbostella. Fuimos utilizados en camiones de basura cuando hubo una emergencia de desechos. Y ahora a partir del 12 de octubre ya no llevamos ni un euro a casa». Uno tras otro, de hecho, fueron rescindidos todos los contratos que la Administración había estipulado con las cooperativas sociales. Esta fue la más traumática de las repercusiones de la investigación del Ministerio Público sobre las relaciones entre los presidentes de las cooperativas y algunos altos cargos de la Administración. “No tienen nada que ver”, recuerda el secretario Rispoli. Sin embargo -hasta ahora- son los trabajadores los que están pagando el precio más alto mientras los técnicos del Municipio se enfrentan con el primer intento de llamada de emergencia (con cláusula social) para la gestión de los parques que ha fracasado estrepitosamente. Y mañana debería empezar la licitación de mantenimiento.
Leonora Tedesco
© REPRODUCCIÓN RESERVADA




Source link

Acerca coronadmin

Comprobar también

La UE respalda provisionalmente la limitación del precio del petróleo ruso a 60 dólares por barril

La Unión Europea aprobó provisionalmente un límite de 60 dólares por barril para el petróleo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *